Receta casera de arroz con leche, para chuparte los dedos

Sabemos que te encantan los postres, y este que te vamos a platicar es uno de los más típicos en nuestra cultura mexicana, «el arroz con leche» .

Este delicioso postre, te hará chuparte los dedos, además de que te traerá los más bonitos recuerdos de tu infancia, sí, cuando en casa de tu abuelita te servían arroz con leche como un premio después de comer.

La receta que a continuación vas a ver, es de lo más tradicional y casera, del gusto de chicos y grandes, además de ser de lo más sencilla, nunca te hará quedar mal.

Los ingredientes

  • 200 gr de arroz
  • 1 litro de leche.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 ramas de canela.
  • La cáscara de un limón.
  • Para decorar puedes utilizar canela en polvo o 4-5 cucharaditas de azúcar moreno (o blanco) para caramelizar su superficie (opcional).

La forma exacta de prepararlo varía entre unos lugares y otros sobre todo a la hora de cocer el arroz, y con esta receta el excelente sabor y la textura del grano están garantizados.

La preparación

Echa en una olla la leche junto con el azúcar, las ramas de canela y la cáscara de limón, y ponla a fuego medio hasta que hierva, es decir, hasta que veas que empieza a burbujear.

También puedes revisar qué postres tiene Onlist para ti

Pon el arroz en un colador bajo un chorro de agua fría, remuévelo con tus propias manos y tenlo así durante al menos un par de minutos para que suelte todo ese almidón. Esto no va a afectar a la cremosidad del arroz, pero así es más difícil que se te pegue.

Ya que la leche esté hirviendo añade el arroz y baje el fuego a temperatura suave para que se cueza lentamente durante 45-50 minutos. Ve removiéndolo de vez en cuando (yo suelo hacerlo cada 5 minutos más o menos).

Cuando esté casi listo tendrás que remover con más frecuencia para que no se pegue al fondo y vigilar la cantidad de leche líquida que queda en la olla, ya que hay a quien le gusta más caldoso o bien más espeso, por lo que el punto perfecto lo decides tú (recuerda que una vez apartado del fuego absorberá un poco más de leche por lo que debes dejarlo un poco más caldoso de lo que te gustaría).

Prueba el arroz y, si los granos están hechos y la textura es la que más te gusta, retíralo del fuego y déjalo reposar unos minutos para que se temple.

Antes de que se enfríe quita las ramas de canela y la cáscara de limón y ponlo en los recipientes en los que vayas a servirlo, para que termine de asentarse.

Finalmente espolvorea canela y listo, a disfrutar.

Comentarios

mood_bad
  • No hay comentarios todavía.
  • Agregar un comentario